Regeneración Puebla

El periódico de las causas justas y el pueblo organizado

Mario Marín registró como marca “Mi Góber Precioso” para vender vinos

Mario Marín registró el apodo que le puso kamel Nacif, con el que buscaba comercializar vinos y licores.

El exgobernador de PueblaMario Marín, registró su apodo “Mi Góber Precioso” como marca ante el Instituto Mexicano de la Propiedad Intelectual (IMPI).

El priista buscaba comercializar vinos y licores con el famoso apodo con el que lo llamó el empresario, Kame Nacif.

El asesor jurídico de Marín, Gabriel González Molina, llevó a cabo el proceso de marca registrada el 27 de marzo del 2006.

De acuerdo a la información presentada por Reporte Índigo, los apoderados de la marca son los empresarios Fernando Treviño y Fernando Rivadeneyra; además de los abogados Juan Carlos Cuevas y Erika Hernández Acosta.

En primera instancia el IMPI negó el registro por infringir el artículo 90 fracciones XII, y XIV de la Ley de la Propiedad industrial.

Sin embargo, González Molina entregó un documento que avalaba la autorización de Marín para usar su sobrenombre.

Por lo que el 27 de abril del 2006 el IMPI entregó los derechos de la marca hasta por 10 años, es decir, hasta el 27 de marzo del 2016.

Nacif llamó «Góber Precioso» a Marín cuando pidio detener a Cacho

El apodo por el que es conocido Marín, se dio luego de las filtraciones de unas conversaciones entre el priista y el empresario, Kamel Nacif. Donde éste solicitó al “Gober Precioso” detener a la periodista Lydia Cacho por haberlo mencionado en su libro “Los Demonios del Edén”.

Cacho dio a conocer en su libro una red de políticos y empresarios involucrados en una red de pornografía infantil.

Por lo cual, fue detenida en Cancún, Quintana Roo y llevada en un automóvil hasta la ciudad de Puebla, en el camino fue torturada física y psicológicamente por los elementos policiacos.

Marín fue detenido hace una semana acusado de tortura en agravió de la periodista; mientras que Nacif se encuentra en Líbano con una orden de extradición a México.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *