Regeneración Puebla

El periódico de las causas justas y el pueblo organizado

Mintió Calderón, prometió que privatizando las cárceles mejorarían las condiciones

El expresidente prometió entregar 10 mil mdp al año a los inversionistas que se integraran a las privatizaciones.

De acuerdo con una investigación del portal SinEmbargo, el presidente Felipe Calderón prometió que al privatizar las cárceles se mejorarían las condiciones dentro de los centros penitenciarios.

En 2010 durante su Cuarto Informe de Gobierno, Calderón anunció la construcción de 12 centros penitenciarios.

Dijo que serían financiados y construidos mediante alianzas público-privadas bajo el esquema de contrato de prestación de servicios.

Los centros penitenciarios tendrían la capacidad de albergar 32 mil 500 internos y que se distribuirían en 12 polígonos.

Los privados se hicieron cargo de la operación administrativa y de los insumos de las cárceles; mientras que la seguridad y custodia continuaría a cargo del Estado.

Una promesa que no se cumplió

La promesa era que a través de la privatización se mejorarían las condiciones, lo cual no ocurrió.

Además, de entregar 10 mil millones de pesos anuales durante veinte años, a los inversionistas que se integraran a las privatizaciones carcelarias.

De acuerdo a la investigación, las cárceles federales de Asociación Público-Privada (APP) tienen una calificación de 7.6 en una escala del 0 al 10.

Lo que representa una cifra muy similar a la de los centros penitenciarios operados por el Estado, que tienen una calificación de 7.4.

Según se reporta, “la calidad y las condiciones mínimas ‘para procurar una estancia digna y segura y lograr el objetivo de reinserción social’ es media o aceptable, pero no adecuada “.

El gobierno de Calderón estuvo marcado por la supuesta guerra contra el narcotráfico, donde no sólo los homicidios aumentaron.

Sino también, la población privada de su libertad en los centros de reclusión, la que aumentó un 4.4% real.

Cabe señalar que muchos de los encarcelados habían sido obligados bajo tortura a aceptar crímenes que no cometieron.

En México hay ocho cárceles federales de APP, así como dos centros penitenciarios en la capital que funcionan bajo el mismo esquema.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *