Regeneración Puebla

El periódico de las causas justas y el pueblo organizado

"El futbolista mexicano es sumiso": Oswaldo Alanís

Oswaldo Alanís rompe el silencio. Se quita el velo y habla sin filtro sobre su tormentosa separación de Chivas, sobre su “triste” pérdida de un Mundial y acerca del “informal” Getafe, que lo había fichado, lo despreció sin mayor explicación.

Pero Oswaldo sacó el pecho. Se ganó un lugar en el Guadalajara, hizo goles, fue Campeón de Concacaf y emigró para cumplir su sueño europeo con el Oviedo.

Desde allá, adquiere perspectiva. Puntualiza y hace la disección en torno al trato al futbolista mexicano, al que observa, en ocasiones, como “sumiso”. Estando en el Viejo Continente, reconoce la realidad del balompié nacional: “Acá llegas como un completo desconocido”, sentencia en entrevista exclusiva con RÉCORD.

¿Te sentiste respaldado por el futbol mexicano?

Siempre, en eso sí no tengo queja. Tengo un agradecimiento enorme; mientras sirva para el futbol mexicano lo que me tocó vivir, debería ser así: recibí mucho apoyo de compañeros tanto de seleccionados como de compañeros del futbol mexicano. Sí fue muy fuerte la repercusión que tuvieron para seguir jugando en Chivas. Ayudó mucho el apoyo, no  la presión, el apoyo.

¿Qué recomendarías para que el futbolista no se una solamente en las malas?

Antes de que pase una cuestión negativa, deberíamos hacer más fuerte la asociación, la unión de los jugadores. Recuerdo una plática con Denis Te Klose, que tenía referencias de estatutos en selecciones como Bélgica y Holanda. Te das cuenta que los jugadores están protegidos y que tienen responsabilidades ya estipuladas, y que no que te las vayan poniendo de repente, que tienes que cumplir con ciertas cosas que no estaban en un papel.

Da la sensación de que son reactivos y poco preventivos…

Sí, hay que prever y evitar que hayan conflictos y no tener que actuar ya que estén las situaciones difíciles en el futbol mexicano. Sí tendría que haber un grupo, como lo están haciendo ahora con la asociación, pero que tuvieran una unión todavía más fuerte para que todavía se corrija más y con más firmeza lo que conviene como persona, como un derecho humano y también como trabajadores y después como jugadores.

La dignidad por delante, sea la profesión que sea ¿Sentiste atropellada tu dignidad, en el trato humano?

Sí, exactamente. Más que dignidad, soy partidario de que la vida te presenta situaciones por algo, en su momento se tomó como que fue injusto. Al final, si hubiera tomado otro rumbo y hubiera sido justa la situación, yo no hubiera podido estar en Europa o hubiera estado en Chivas con un contrato de varios años. No me enfoqué en desprestigiar ni en lo que me afectaron.

¿El futbolista mexicano está desprotegido?

Lo comentaba Araujo, en su momento: Acá el futbolista está muy protegido como cualquier trabajador, porque te dan los derechos de lo que realmente tú debes de decidir. En México hay cosas que todavía están un poco frenadas y un poco nos tienen al jugador no tan libre, en algunos aspectos. Sí es un poco diferente, ahora que los ves cómo se maneja en Europa, donde claro que también hay cosas malas y me tocó vivir cosas difíciles (en el Getafe), pero no al grado. No valoramos. Aquí (en Europa) nos quejamos, cuando allá (en México) vivimos otras cosas más difíciles y más complicadas. En ese sentido sí hay cosas por mejorar.

¿El futbolista mexicano ya superó la etapa de las represalias del directivo si alza la voz?

Hay jugadores que sí se prestan un poco más, otros que se pueden poner más firmes en una postura; también depende tu caso. Seamos realistas: el jugador es un trabajador más y si no te quieren contratar, no te van a contratar y no tienen problema. También por eso somos sumisos y aceptamos condiciones, o aceptan condiciones, yo creo que no estoy en ese tenor, porque hay que darse un valor, pero aceptan condiciones no idóneas.

Antonio Mohamed dijo que fue a Europa ganando la mitad de lo que ganaba en México y que al futbolista mexicano no se le conoce en Europa…

En muchos casos he escuchado que compañeros han podido salir al extranjero, propiamente a Europa y han optado por quedarse allá por un tema de comodidad, por un tema de familia, que es entendible, pero ha hecho que no haya tanto mexicano en el extranjero. Llegando acá, eres un completo desconocido, en muchos sentidos. Sí es complicado. No es fácil. Acá no te van a dar lo que te pueden ofrecer en México, donde ya te conocen.

¿Te pareció incongruente que Guadalajara te buscara para el Mundial de clubes, cuando antes no querían que jugaras?

Sería meterme en polémica, pero estoy agradecido con Chivas por todo lo que viví. Agradecí el interés que tenían porque regresara, pero tampoco fue que llegara una oferta realmente y dijeran: ‘mira, hay esto para que te vengas’. No. O sea, pero sí hubo contacto. No fue un rechazar, les dije: ‘mi sueño es este y quiero lograrlo’. Al fina todos tenemos errores en la vida, pasan malas decisiones, después corrigen; no me afectó y gracias a Dios estoy acá.

¿Matías Almeyda te respaldó, más allá de que hubo un corto circuito en la comunicación tras aquella polémica en Chivas?

Agradecimiento, de verdad fue una relación, es que, los que lo conocemos, sabemos el ser humano que es Matías, siempre preocupado por el jugador, por el grupo, el trato que tiene. Mucho agradecimiento por lo que logramos, él conformó el grupo. Sigo en contacto con él, como la mayoría, le deseamos que salga algo muy bueno para él. Sentí su apoyo.

¿Y cuál fue el problema en el Getafe?

Me contratan en el momento en el que el entrenador no estaba muy seguro, porque me contrata el Presidente del equipo, que es el dueño y el director deportivo; el equipo empieza a levantar en la segunda vuelta, les va muy bien, tanto que casi se meten a UEFA, y ahí toma fuerza el entrenador. Al no haber hecho él la contratación, dice que no soy de su forma de jugar, sin haberme visto. Desde antes de llegar a Getafe ya me habían dicho eso, que buscáramos opciones. Estábamos en ese trabajo, pero al final complican situaciones.

¿Te trataron tan mal, como acá?

Es un club que no es tan grande en España y no daban facilidades de salir. Si no requerían de mí, si no estaban convencidos de lo que podía dar, pues no iba a estar ahí, más por el trato, porque no me dejaban entrenar con el equipo, situaciones ahí medio adversas, que no les pasaba nada, porque al final yo no les daba problemas.

Te perdiste un Mundial ¿Aspiras a ir a Qatar?

Los procesos cambian demasiado, el presente es lo que más va a dar. En el proceso anterior para ir al Mundial fueron 50 jugadores; había unos que en menos de tres años ya estaban casi en el retiro, o en Primera A. El futbol es del presente. Hubo cosas buenas en los amistosos, hubieron jugadores que a lo mejor no van a estar y otros que ni siquiera pintan en el panorama, pueden estar.

¿Le guardas algún rencor con Osorio por no haber ido al Mundial?

Tristeza por no ir al Mundial, me hubiera encantado, por ahí hubiera podido hacer algo en situaciones que se presentaron, pero es futbol, son decisiones, son momentos. Por algo pasa todo. Ahora le deseo lo mejor, que le vaya muy bien.

De esa manera, Alanís se alista para su debut en Europa. Ha sanado y se ha lamido las heridas. Es turno de “al fin patear la pelota”.

Con información de @record_mexico

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *