Regeneración Puebla

El periódico de las causas justas y el pueblo organizado

Atenderá Diputada electa, problema de pobreza extrema en Puebla

Tonantzin Fernández Díaz, diputada local electa de la coalición Juntos Haremos Historia, sentenció que los programas y las políticas encaminadas a reducir la pobreza en Puebla, han fracasado, ya que, de acuerdo con el Consejo Nacional de Evaluación (Coneval), en la entidad, hay tres millones 663 mil 792 personas que viven en pobreza y poco más de medio millón que se encuentran en pobreza extrema.

Fernández Díaz señaló que Morena, a nivel nacional, busca transformar la política de desarrollo social por una de bienestar, en la que se acabe el asistencialismo y procure mejorar la calidad de vida de todos los mexicanos. Reiteró que, en Puebla, los índices de pobreza son mayores, incluso, a la media nacional, al alcanzar 59.4 por ciento, cuando el promedio general se ubica en 42 por ciento. Lo anterior significa –dijo- que, de los seis millones 168 mil habitantes, 3.6 millones viven en pobreza.

Pero lo más triste de este problema –agregó- es que, a esa imperdible cifra, todavía hay 555 mil personas que viven en pobreza extrema, esto es que, con base en los índices de bienestar que marca el Coneval, esa población en concreto presenta hasta más de cuatro carencias, entre las que se encuentran, el no contar con acceso a la salud y a la educación, el tener una mala alimentación o no contar con un patrimonio (vivienda), o carece, por otro lado, de los servicios básicos como agua, luz, gas, entre otros.

Diputada Tonantzin Fernández

En ese sentido, Tonantzin Fernández consideró que la política de bienestar que ha anunciado Andrés Manuel López Obrador es el eje fundamental de trabajo de los gobiernos emanados de Morena que tomarán protesta este año. A lo largo de los años, el desarrollo social ha servido como una excusa para ejecutar prácticas clientelares y electorales, y que no ha dado muestras de atacar de raíz el problema de la pobreza en México. Bajo esa rúbrica, debemos ser precisos en señalar que la categoría de bienestar, implica la satisfacción de derechos básicos, derechos que permitan a la población desarrollar sus capacidades de manera libre y digna.

En un estado de democracia, las personas tienen el derecho de elegir una vida libre del acoso de la pobreza y la precariedad. Es deber del Estado garantizar los mínimos satisfactores para que los ciudadanos vivan en bienestar. No puede haber democracia donde exista pobreza. Cabe destacar que, la categoría de bienestar está ligada a los derechos humanos, específicamente, a los derechos económicos, sociales, culturales y ambientales, contemplados en el Pacto Internacional de Derechos Económicos, Sociales y Culturales, del cual, México es parte. Derechos que permitan a los hogares contar con un ingreso mínimo y suficiente para satisfacer sus necesidades en el orden material, social y cultural.

Al decir que son derechos, queremos decir que el gobierno no debe dar “dádivas” a las personas en situación de pobreza, sino que debe proveerles de los medios, recursos y herramientas para que la gente supere esa situación. Es decir, el desarrollo no debe basarse en asistencialismo de Estado, sino en la exigencia de derechos por parte de los ciudadanos.

“Eso es lo que vamos a hacer desde el Legislativo, ya que es una prioridad del Gobierno de la República que entrará este año en funciones y de todos los gobiernos que en el país, tenemos la responsabilidad de cumplir para transformar la vida de todos los mexicanos. El eje que rija esta política debe encaminarse en empoderar a los ciudadanos para exigir derechos y el Estado debe tener la capacidad, pues es su obligación garantizarlos”.

Por ello, concluyó diciendo que, para estas acciones, “pasaremos de un esquema de ‘entrega’ de ayudas a la creación de proyectos productivos, fomento a empresas de economía social, fomento a la producción en territorios ejidales y comunales, así como fortalecimiento de los usos y costumbres de los pueblos originarios y la población indígena en el país”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *