Regeneración Puebla

El periódico de las causas justas y el pueblo organizado

Así se vivió El Grito desde la cárcel y con la bandera cayendo del balcón

Como es tradición, la noche del 15 de septiembre en cada estado, municipio y localidad de México las autoridades proclaman, como lo hiciera Miguel Hidalgo hace 209 años, el Grito de Independencia.

Desde los alto de los palacios de gobierno y municipales, la máxima autoridad de cada poblado exclama, ante el pueblo, las consignas que nos dieran patria y libertad.

Este año no fue la excepción, Cuitláhuac Garcia, en Veracruz, Cuauhtémoc Blanco, en Morelos, Miguel Barbosa en Puebla encabezaron la ceremonia del Grito de Independencia en su respectivo estado, al igual que sus homólogos de Sonora, Estado de México, Nuevo León y Oaxaca.

Por su parte, la secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, en representación del presidente Andrés Manuel López Obrador, dio el Grito enla Cuna de la independencia: Guanajuato.

Sin embargo, algunos inconvenientes y situaciones extraordinarias quedaron registradas para la posteridad: en Mineral del Monte Hidalgo, la bandera nacional cayó desde el balcón del Palacio Municipal, al romperse el mástil que la sostenía.

En Nogales, Sonora, la campana no replicó pues la fuerza del alcalde Jesús Pujol rompió la cuerda durante el festejo.

Y desde la cárcel, el presidente municipal de Amacuzac, en Morelos, emitió sus arengas, vía telefónica, pues se encuentra en proceso legal tras ser vinculado con la delincuencia organizada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *