Regeneración Puebla

El periódico de las causas justas y el pueblo organizado

Moreno Valle y Gali “aparentaron” disminuir pobreza en Puebla

Los gobiernos panistas “simularon” la reducción de la pobreza; y los programas que hacían eran solo para “tapar” y “bajar” los indicadores que pedía el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval), pero en realidad no afrontaban la marginación, ya que las autoridades emplearon una “política de aparentar”, reveló Miguel Calderon Chelius, economista de la Universidad Iberoamericana de Puebla. 

Al hacer un análisis sobre la medición de la pobreza 2018 Coneval, el especialista explica que el organismo reporta que en Puebla la pobreza pasa de 64.5% en 2012 a 58.9 en 2018, lo que implica una reducción de 8.6%. La pobreza extrema presenta una reducción muy significativa pasando de 17.6 a 8.6%, lo que implica una reducción de 50.9% en solo seis años. Esto significa una reducción, según el organismo del doble que la observada a nivel nacional.

No obstante, el coordinador de la licenciatura en Ciencias Políticas y Administración Pública de esa casa de estudios jesuita, puso como ejemplo que, los gobiernos anteriores en sus programas otorgaban un peso a una persona, en lugar de apoyar a las personas que literalmente necesitaban un apoyo total porque se estaban muriendo de hambre.

“Esa persona (del peso) le pega al indicador, y las otras personas tan pobres que, aunque el gobierno invierta en ellas no se vería reflejado una caída tan espectacular en la pobreza, y lo que querían era mostrar caídas espectaculares en la pobreza”, detalló.

Sentenció que, en Puebla, en los gobiernos de Rafael Moreno Valle y José Antonio Gali Fayad, hubo una política escenográfica, es decir, “aparentar”, de pegarle al indicador del Coneval, a través de diferentes estratégicas, como afiliar a todo mundo al seguro popular, como repartir certificados educativos, dar transferencias a adultos mayores y considerarlas como que ya tendrían seguro social, cuando en realidad no es así.

Señaló que lo recomendable para abatir la pobreza es entregar productos de calidad que garanticen una mejor calidad de vida para las familias poblana.

Calderón Cheliús reiteró que Coneval tanto a nivel nacional, pero sobre todo a nivel local, los datos del organismo reflejan una inconsistencia. Una reducción tan grande de la pobreza extrema e incluso la que se reporta en pobreza general tendría efectos muy visibles en la vida cotidiana. Por el contrario –continúo el experto- es muy claro el efecto contrario donde se hace cada vez más evidente la pobreza en todos los rincones del estado y del país.

Explicó que el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social hace varias clasificaciones de la situación de las personas y sólo considera a población en pobreza extrema y moderada, juntos representan el 58.9 por ciento de la población. Esta cifra cambia si se considera la medición de Evalúa, en este caso el porcentaje subiría al 82.2 por ciento.

Detalló que Evalúa es una medición que se hacía en la Ciudad de México y a diferencia de Coneval, usa parámetros de calidad de vida y no de superviviencia como lo hacen a nivel federal.

Por Abel Cuapa

Vía: Sinstesis

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *