Regeneración Puebla

El periódico de las causas justas y el pueblo organizado

Muere guardia baleado por ministeriales; siguen prófugos

A pesar de que los representantes jurídicos de la empresa solicitaron a la Fiscalía una explicación solo argumentaron los empleados estatales: “disculpen pero si no están no hay a quien sancionar”, quedando impune el hecho.

Hasta el momento se desconoce el paradero de los dos elementos ministeriales que serían los supuestos responsables de la muerte del guardia de 25 años de edad.

Fue al llegar a la altura de la academia de policía cuando una camioneta Jeep Patriot gris placas TXK-56-14, sin rótulos oficiales, intentó cerrarle el paso a los camiones de una manera arbitraría. Sin lograr su cometido lo intentaron nuevamente al llegar a la “Y” de Chilac, donde los guardias buscaron defender los tractocamiones al considerar que se trataba de un asalto, pero de inmediato fueron atacados a tiros.

A pesar de que los particulares accionaron sus armas de fuego, ninguna daño a los ministeriales ni la unidad en la que viajaban, mientras que el vehículo versa propiedad de Grupo Romero presentaba diversos impactos de bala desde atrás, uno de los cuales quedo alojado en la cabeza de Marcelo, causándole en pocas horas muerte cerebral.

El pasado 5 de julio, Marcelo Esperón García, junto con otro guardia custodiaban un convoy de tráileres de la empresa Grupo Romero, que transportaban productos avícolas. Fue a la altura del Icatep con rumbo al sur de la ciudad, en el libramiento Tecnológico-San Marcos, cuando notaron que eran seguidos por una camioneta sin que hubiera mayor inconveniente.

Al llegar a las instalaciones del Arco de Seguridad de Altepexi, personal de la policía estatal intervino para evitar mayor confrontación, solicitando el apoyo de una ambulancia para la atención de los custodios de la empresa, mientas que los elementos fueron trasladados a las oficinas de la FGE en Tehuacán, donde de manera inexplicable se dieron a la fuga en portación aun de sus armas de fuego que tienen a cargo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *