Regeneración Puebla

El periódico de las causas justas y el pueblo organizado

Tras 20 años de su asesinato, recuerdan a Paco Stanley en redes

Usuarios de las redes sociales recordaron a Paco Stanley con historias de cómo desde su infancia, adolescencia o adultez vivieron la noticia

Después de 20 años del asesinato del conductor de radio y televisión Paco Stanley, internautas lo recuerdan con anécdotas de cómo vivieron la noticia que impactó a cientos de televidentes.

Este evento repercutió rotundamente en la cobertura de los medios de comunicación, quienes buscaban dar con el porqué y quiénes habían sido las personas que abrieron fuego contra el que, en ese momento, era la estrella nacional.

Ese día, Paco Stanley trató de llevar su día de forma habitual. Llevó a cabo su programa ‘Una Tras Otra’ en TV Azteca. Después fue a desayunar con su compañero Mario Bezares, mejor conocido como “Mayito” y con Jorge Gil (otro conductor) y algunos de sus escoltas al restaurante ‘El Charco de las Ranas’, ubicado en Periférico.

LEER MÁS:  Usuarios posicionan hashtag #AMLOEstamosContigo ante advertencia de Trump

De pronto, según testigos, el inseparable ‘Mayito’ se paró a responder una llamada telefónica a una distancia considerable de sus compañeros. Después se encaminó al baño, pues supuestamente le había hecho daño la comida. Razón por la que Gil, Paco Stanley y los escoltas salieron a esperar en una camioneta a Mario Bezares.

Una vez fuera, un grupo de hombres abrió fuego con más de 20 disparos desde una metralleta contra el conductor Paco Stanley, dejándolo sin vida. Finalmente se dieron a la fuga.

Recién ocurrido el siniestro, la radio y televisión enfocaron su energía en comunicar la noticia. Era la estrella del momento, a quien le atribuían el carisma y la chispa necesaria para el entretenimiento: ¡Paco Stanley murió! ¡le dispararon!, decían.

Por lo anterior, los internautas lo recuerdan con historias de cómo desde su infancia, adolescencia o adultez vivieron la noticia:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *